Lafayette: en el corazón de los bayous

El sur de la Louisiana es el país de los bayous. Es así que se llaman allá los ríos y arroyos, que completan el laberinto de aguas formado por los swamps -pantanos y humedales- entre el cauce del Misisipi y el Golfo de México. La mayor ciudad de la región es Lafayette y ostenta dos títulos. El primero es el de Capital de la Acadiana, la región de los cajuns cuya cultura se volvió muy popular en América del Norte a partir de los años 1960/70. El segundo es el de Ciudad más Feliz de los Estados Unidos, gracias al sonido alegre de su música, un extensísimo calendario festivo y una incomparable gastronomía.

IMG_8012

Le bon temps rouler

A lo largo de las anchas avenidas quedan todavía algunas casas de madera como las que construyeron los primeros colonos de la zona, cuando llegaron luego de ser deportados por los ingleses a mediados del siglo XVIII. En el sur de los Estados Unidos, a esta gente los llamaron cajuns, una deformación de acadiens o cadiens, porque provenían de la Acadia (en el actual este de Canadá). Vivieron en autarcía, aislados por los bayous, el mar y el Misisipi, durante generaciones.

IMG_9087

Cipreses calvos: omnipresentes en los bayous y los pantanos de la Luisiana.

Por esto conservaron su lengua -un francés del siglo XVI-, sus costumbres, sus creencias y sobre todo su cocina. Hasta mediados del siglo XX formaban una de las clases sociales más pobres y despreciadas del sur hasta que su cultura empezó a ser revindicada en la década del 1960 gracias a la música y la cocina. Sus diferencias se convirtieron en muy poco tiempo en atractivos y empez{o a generarse un gran movimiento turístico interno y luego internacional. En la actualidad los principales contingentes internacionales vienen de Francia, Alemania, Australia, Canadá pero también de México e Inglaterra.

Personajes de la Vieille France en el pueblo-museo de Vermilionville.

Para entender lo que es la Acadiana la visita de Lafayette puede empezar con el predio de Vermilionville. Se trata de un pueblo-museo al aire libre, a orillas del bayou Vermilion. Se desplazaron algunas casas históricas de colonos en las cuales se recrea la vida diaria tal como era a orillas de los bayous hasta el siglo XIX. Artesanos en trajes de época animan cada una: aquí un herrero, allá una hilandera. También hay un salón con una orquesta de música cajun y zydéco todos los fines de semana y se viene desde Texas para bailar en pareja al son del instrumento más emblemático, el acordeón. Laisse le bon temps rouler, let’s the good times roll, como dice la expresión más popular de la ciudad, reproducida hasta en los carteles de los restaurantes.

Jambalaya on the bayou

Además de la música, presente desde varias estaciones de radio locales hasta festivales a lo largo de todo el año en la ciudad y sus alrededores, el otro gran motivo para conocer Lafayette es su gastronomía. Se estima que tiene la mayor cantidad de restaurantes por cabeza en los Estados Unidos. La elección varía desde los pequeños locales al paso de écrevisse o crawfish (en español cangrejos de río) hasta bares temáticos y un food tour que arma una verdadera cena de varios pasos en distintos locales. Los cangrejos se han convertido en uno de los símbolos de la comida cajun, junto con los condimentos, el gumbo (ragú especiados de carne o crustáceos), el boudin (una variante de salchicha que se come tibio), el cracklin (carne de puerco seca con un trozo de piel) o el jambalaya (arroz con pollo o carne y mariscos, siempre con muchas especies).

IMG_9346

Muchos de estos platos aparecen en el tema de Hank Williams “Jambalaya on the bayou”, una de las canciones que hicieron mucho para la puesta en valor de esta cultura en los años 1950. Se viene ahora a Lafayette desde toda América del Norte y mucho más lejos para descubrirla. El van del Cajun Food Tour recorre todos los días varias veces la ciudad llevando a sus pasajeros en un menú degustación que se declina en seis pasos entre una treintena de restaurantes distintos (así se puede repetir varias veces la experiencia). Su creadora es Marie y cuando se le pregunta por su plato favorito responde en un francés americanizado, sin pensarlo, “des écrevisses!”. En cuanto a su lugar favorito es el Blue Dog Café, una institución la ciudad, donde se elabora una cuisine cadienne de autor en salones adornados con la mayor colección de cuadros del perrito azul del pintor George Rodrigue, un emblema más de la cultura local. IMG_7996

Perros azules sobre las paredes del Blue Dog Café. 

IMG_8836

Steve Riley, uno de los principales músicos cajuns actuales, con su acordeón, durante un festival. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s