Aeropuerto de San Francisco le dice No a botellas de plástico

El aeropuerto internacional de San Francisco prohibirá la venta de botellas de agua de un solo uso a partir de este mes en un esfuerzo por reducir su huella de carbono.

De esta manera, las botellas de agua de plástico están siendo retiradas de los restaurantes, cafeterías y máquinas expendedoras del aeropuerto. En su lugar, los viajeros pueden comprar metal o vidrio.

Aún no está claro si los vendedores serán penalizados si venden botellas de plástico después de que la prohibición entre en vigencia el 20 de agosto.

Aproximadamente 4 millones de botellas de agua se venden cada año en el aeropuerto.

La prohibición es parte de una ordenanza municipal aprobada en 2014 que prohíbe la venta de botellas plásticas de agua en propiedades de la ciudad.

Anuncian la ampliación del Aeropuerto Internacional Dallas Fort Worth

El Aeropuerto Internacional Dallas Fort Worth (DFW) y American Airlines anunciaron un millonario plan de desarrollo para la sexta terminal aérea. Se trata de la Terminal F en el sitio localizado al Sur de la Terminal D. Según informaron, el trabajo de diseño para la Terminal F comenzará inmediatamente.

dallas_viajoxusa1

“El anuncio prepara el escenario para los próximos 50 años del Aeropuerto DFW”, afirmó Sean Donohue, Director Ejecutivo del Aeropuerto DFW. “La nueva Terminal F y la expansión proporcionarán a la región el crecimiento que necesita para competir con los grandes centros de negocios internacionales”, agregó.

Innovación en el International Airport Miami

1920_dsc-4234

Junto a la aerolínea Lufthansa, el aeropuerto Internacional de Miami puso en marcha el adelanto tecnológico de reconocimiento facial de identidad de pasajeros. Esta innovación ya se aplica para las conexiones aéreas con destino a Munich, Alemania.

El nuevo sistema, llamado biometric exit consiste en hacer una fotografía instantánea del rostro del pasajero que es comparada con la imagen existente en el pasaporte.

unnamed

De ese modo se mide rigurosamente las medidas específicas de la cara, comprobando en apenas unos segundos la identidad del pasajero. La verificación permite la apertura de la compuerta que da acceso para abordar el vuelo.

“El chequeo biométrico es una forma de viaje eficiente que ayuda a acelerar el proceso de abordaje, al mismo tiempo que aumenta la seguridad”, declararon las autoridades de Lufthansa.