Delta presenta la primera terminal biométrica de EEUU

Delta Air Lines, en asociación con la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés), el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta (ATL) y la Administración de Seguridad del Transporte (TSA por sus siglas en inglés), presentó la primera terminal biométrica en los Estados Unidos en la Terminal Internacional del Maynard H. Jackson en Atlanta (Terminal F), anunciada a principios de este otoño.
Esto significa que los clientes que vuelen sin escalas a un destino internacional tanto en Delta como en Aeroméxico, Air France, KLM o Virgin Atlantic Airways podrán usar tecnología de reconocimiento facial desde la acera hasta la puerta, incluyendo lo siguiente:

-Registrarse en los quioscos de autoservicio en el lobby internacional
-Retirar el equipaje facturado en los mostradores del lobby internacional
-Hacer uso del mismo como identificación en el punto de control TSA
-Abordar un vuelo en cualquier puerta de la Terminal F
-Pasar por el proceso de Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos para los viajeros internacionales que llegan a dicho país

Los puntos de contacto en toda la terminal en Atlanta comenzaron a estar operativos a mediados de octubre: casi todos los 25.000 clientes que viajan semanalmente a través de la Terminal F de ATL eligen este proceso opcional, con menos del 2 por ciento de exclusión. Y, según los datos iniciales, la opción de reconocimiento facial está ahorrando un promedio de dos segundos para cada cliente en el embarque y nueve minutos al abordar un avión de fuselaje ancho.

Gil West, Director de Operaciones de Delta, comentó que Delta planea escalar la experiencia de terminal biométrica aeroportuaria de punta a punta al centro de operaciones de la aerolínea global en Detroit para el 2019.
Inmediatamente después del lanzamiento en Atlanta, Delta, en asociación con CBP y la Autoridad del Aeropuerto del condado de Wayne, ampliará la prueba de embarque con reconocimiento facial que comenzó en julio y que fue la primera de su tipo para el aeropuerto, a todas las 14 puertas de vuelos internacionales en la Terminal McNamara del Aeropuerto Metropolitano de Detroit (DTW) a mediados de diciembre.
Con este movimiento, cualquier cliente que vuele sin escalas a un destino internacional desde DTW también tendrá la opción de utilizar la tecnología de reconocimiento facial en el embarque. En 2019, Delta lanzará tecnología de reconocimiento facial en DTW desde la acera hasta la puerta para sus clientes.

Además Delta probó recientemente un autoservicio biométrico de retiro de equipaje en el Aeropuerto Internacional de Minneapolis-Saint Paul para clientes internacionales. Delta también ha probado el abordaje biométrico en el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan de Washington, y lanzó un registro biométrico opcional para todos los Delta Sky Clubs nacionales, cortesía de Delta Biometrics.

¿Cómo funciona la tecnología de reconocimiento facial de la acera a puerta?

Los clientes que vuelen sin escalas a un destino internacional desde la Terminal F de Atlanta que deseen usar esta opción simplemente deben:

-Ingresar la información de su pasaporte cuando se le solicite durante el check-in en línea.
¿Olvidó ingresar la información de su pasaporte por adelantado? No se preocupe- esta opción estará disponible en la terminal luego de una revisión y verificación inicial de su pasaporte.
-Haga clic en “Mirar” en la pantalla del quiosco en el lobby, o acérquese a la cámara en el mostrador del mismo, el punto de control de la TSA o al abordar en la puerta.
-Pase adelante una vez que la marca de verificación verde parpadee en la pantalla.
-Los pasajeros tendrán que tener su pasaporte disponible y siempre traerlo consigo cuando viajen a destinos internacionales para otros puntos de control durante su viaje.
-Si los pasajeros no desean participar en la experiencia biométrica, pueden proceder como siempre lo han hecho a lo largo del aeropuerto.

Lafayette: en el corazón de los bayous

El sur de la Louisiana es el país de los bayous. Es así que se llaman allá los ríos y arroyos, que completan el laberinto de aguas formado por los swamps -pantanos y humedales- entre el cauce del Misisipi y el Golfo de México. La mayor ciudad de la región es Lafayette y ostenta dos títulos. El primero es el de Capital de la Acadiana, la región de los cajuns cuya cultura se volvió muy popular en América del Norte a partir de los años 1960/70. El segundo es el de Ciudad más Feliz de los Estados Unidos, gracias al sonido alegre de su música, un extensísimo calendario festivo y una incomparable gastronomía.

IMG_8012

Le bon temps rouler

A lo largo de las anchas avenidas quedan todavía algunas casas de madera como las que construyeron los primeros colonos de la zona, cuando llegaron luego de ser deportados por los ingleses a mediados del siglo XVIII. En el sur de los Estados Unidos, a esta gente los llamaron cajuns, una deformación de acadiens o cadiens, porque provenían de la Acadia (en el actual este de Canadá). Vivieron en autarcía, aislados por los bayous, el mar y el Misisipi, durante generaciones.

IMG_9087

Cipreses calvos: omnipresentes en los bayous y los pantanos de la Luisiana.

Por esto conservaron su lengua -un francés del siglo XVI-, sus costumbres, sus creencias y sobre todo su cocina. Hasta mediados del siglo XX formaban una de las clases sociales más pobres y despreciadas del sur hasta que su cultura empezó a ser revindicada en la década del 1960 gracias a la música y la cocina. Sus diferencias se convirtieron en muy poco tiempo en atractivos y empez{o a generarse un gran movimiento turístico interno y luego internacional. En la actualidad los principales contingentes internacionales vienen de Francia, Alemania, Australia, Canadá pero también de México e Inglaterra.

Personajes de la Vieille France en el pueblo-museo de Vermilionville.

Para entender lo que es la Acadiana la visita de Lafayette puede empezar con el predio de Vermilionville. Se trata de un pueblo-museo al aire libre, a orillas del bayou Vermilion. Se desplazaron algunas casas históricas de colonos en las cuales se recrea la vida diaria tal como era a orillas de los bayous hasta el siglo XIX. Artesanos en trajes de época animan cada una: aquí un herrero, allá una hilandera. También hay un salón con una orquesta de música cajun y zydéco todos los fines de semana y se viene desde Texas para bailar en pareja al son del instrumento más emblemático, el acordeón. Laisse le bon temps rouler, let’s the good times roll, como dice la expresión más popular de la ciudad, reproducida hasta en los carteles de los restaurantes.

Jambalaya on the bayou

Además de la música, presente desde varias estaciones de radio locales hasta festivales a lo largo de todo el año en la ciudad y sus alrededores, el otro gran motivo para conocer Lafayette es su gastronomía. Se estima que tiene la mayor cantidad de restaurantes por cabeza en los Estados Unidos. La elección varía desde los pequeños locales al paso de écrevisse o crawfish (en español cangrejos de río) hasta bares temáticos y un food tour que arma una verdadera cena de varios pasos en distintos locales. Los cangrejos se han convertido en uno de los símbolos de la comida cajun, junto con los condimentos, el gumbo (ragú especiados de carne o crustáceos), el boudin (una variante de salchicha que se come tibio), el cracklin (carne de puerco seca con un trozo de piel) o el jambalaya (arroz con pollo o carne y mariscos, siempre con muchas especies).

IMG_9346

Muchos de estos platos aparecen en el tema de Hank Williams “Jambalaya on the bayou”, una de las canciones que hicieron mucho para la puesta en valor de esta cultura en los años 1950. Se viene ahora a Lafayette desde toda América del Norte y mucho más lejos para descubrirla. El van del Cajun Food Tour recorre todos los días varias veces la ciudad llevando a sus pasajeros en un menú degustación que se declina en seis pasos entre una treintena de restaurantes distintos (así se puede repetir varias veces la experiencia). Su creadora es Marie y cuando se le pregunta por su plato favorito responde en un francés americanizado, sin pensarlo, “des écrevisses!”. En cuanto a su lugar favorito es el Blue Dog Café, una institución la ciudad, donde se elabora una cuisine cadienne de autor en salones adornados con la mayor colección de cuadros del perrito azul del pintor George Rodrigue, un emblema más de la cultura local. IMG_7996

Perros azules sobre las paredes del Blue Dog Café. 

IMG_8836

Steve Riley, uno de los principales músicos cajuns actuales, con su acordeón, durante un festival. 

Comprá en Las Vegas y te lo llevan al hotel

El servicio digital DropIt está disponible desde octubre en Las Vegas North Premium Outlets, realizando entregas de compras el mismo día y al día siguiente de la visita en una amplia selección de hoteles de Las Vegas.

Los compradores pueden adquirir artículos en tiendas participantes y, cuando estén listos, simplemente deben “dejar” sus compras. Las tiendas autorizadas estarán señalizadas para que los huéspedes dejen allí sus bolsas. Los compradores deben haber realizado una compra en la tienda donde desean dejar las cosas, pero no hay un límite en la cantidad que se puede dejar para el envío.

Para mayor comodidad, los compradores podrán elegir un tiempo de entrega y hacer un seguimiento en tiempo real durante todo el proceso, además de contar con asistencia al cliente por chat en vivo. El servicio es totalmente digital y muy fácil de usar, ya sea a través de la aplicación DropIt o un dispositivo disponible tanto en las tiendas participantes como en Simon Guest Services.

Mediante esta experiencia, DropIt le brinda a los visitantes la libertad de comprar en más tiendas, sentarse a comer o explorar todo lo que Las Vegas tiene para ofrecer sin preocuparse por sus bolsas.

Desde su lanzamiento en el West End de Londres en 2016, DropIt ahora opera con más de 160 marcas y ha entregado casi cinco millones de dólares en productos a miles de clientes satisfechos. Los visitantes pueden comprar en varias tiendas de Las Vegas North Premium Outlets utilizando DropIt y programando la entrega posterior para dedicarse a ver un espectáculo o ir al casino antes de recibir sus maletas. La lista completa de las tiendas participantes se puede encontrar en la aplicación.dropit

Más información sobre la aplicación y su funcionamiento en www.simon.com/dropit.

¿Frío? Chicago lo combate con chocolate

Chicago es famosa por el frío invernal. Que ya está llegando, dicho sea de paso. ¿Cómo combatirlo? Un buen chocolate caliente es una de las mejores recetas: y aquí les contamos algunos de los mejores lugares donde hacer un alto para retomar calorías durante un día de exploración en la “windy city”.

1. MARGIES CANDIES
Es una heladera “a la antigua”, donde la gente disfruta en verano shakes y sundaes. Pero en invierno la cosa cambia: lo que hay que probar sí o sí es su chocolate caliente coronado con una galletita y crema batida.
1960 N. Western Ave.

margiescandies
El día que los Beatles fueron a Margies Candies. Foto: Facebook.

2. MINDY’S HOT CHOCOLATE
El chocolate caliente es uno de los ejes tentadores de este local de Wicker Park durante todo el año. Se lo puede pedir en siete variedades, incluyendo a la menta y a la avena, o bien a la calabaza, un sabor temporario típico del período pre-Halloween. Todos vienen coronados por marshmallow casero y glasé.
1747 N. Damen Ave.

mindys
Chocolate de Mindy’s, con marshmallow. Foto: Facebook.

3. LEONIDAS CHOCOLATERIE
Justo junto a la Magnificent Mile, un lugar para tomarse el chocolate en serio. Leonidas es una casa de chocolate belga que tiene un siglo de historia. Sus blends de chocolate caliente son tan delicados y exquisitos como sus mundialmente famosas trufas. ¿Una recomendación? El chocolate caliente de triple chocolate belga acompañado con un crepe dulce.
59 E. Chicago Ave.

leonidas
Chocolates de Leonidas

 

4. GHIRARDELLI ICE CREAM & CHOCOLATE SHOP
Este local céntrico es toda una experiencia, incluso para los que ya conocen Ghirardelli. Su menú chocolate-céntrico incluye tres tipos de chocolate caliente: cacao clásico, “decadent drinking chocolate”, y chocolate caliente con caramel y sal marina. Un lujo.
830 N. Michigan Ave.

ghirardelli
Chocolate caliente de Ghirardelli. Foto: Facebook

5. VOSGES HAUT-CHOCOLAT
Un marca de lujo de Chicago, conocida por sus exóticas combinaciones de sabor. Su espléndido local en Lincoln Park también vende copas de chocolate caliente. Un Parisienne tiene la dosis justa de dulzura, y el Aztec es ideal para un aroma a chipotle.
951 W. Armitage Ave.

vosges
Vosges Haut-Chocolat… y su propio alfajor. Foto: Facebook

6. COCOA + CO
Una taza de cacao es un complemento perfecto para la pastelería recién hecha de esta chocolatería boutique. El menú incluye numerosas opciones, con sabores como el Mocha X’Tasy y el Abuela’s Elixir. Pero también hay chocolate caliente helado, una variante refrescante a lo tradicional.
1651 N. Wells St.

cocoa+co
La tienda de Cocoa+Co en Chicago. Foto: Facebook

7. XOCO
Este lugar es para quienes buscan un auténtico chocolate caliente mexicano. Tienen un programa único “del grano a la taza”, por el cual todas sus bebidas de chocolate se hacen con granos importados de México. ¿El mejor maridaje? Con un churro.
449 N. Clark St.

xoco
Chocolate con menta procedente de Tabasco en Xoco. Foto: Facebook

8. BOMBO BAR
Es un ventana a la calle en el Bar Siena y se convirtió en un “must-have” para los postres en el West Loop. Sus chocolates calientes son deliciosos y fotogénicos.
832 W. Randolph.

bombo
Chocolates de Bombo Bar. Foto: Facebook.

9. KATHERINE ANNE CONFECTIONS
Se lo considera como uno de los mejores lugares de Estados Unidos para tomar chocolate caliente. Tiene diez variedades para elegir, además de opciones veganas, y todo coronado por marshmallow saborizado.
2745 W. Armitage Ave.

anne
Katherine Anne Confections. Foto: Facebook.

Chicago, la “Mejor Ciudad Grande de EEUU”, según lectores

Por segundo año consecutivo, los lectores de Condé Nast Traveler’s votaron a Chicago como la “Mejor Ciudad Grande en Estados Unidos”.
Retener el primer lugar es un testimonio del creciente perfil de Chicago como un destino cultural y culinario líder en la consideración de los viajeros.
Cerca de medio millón de lectores de Condé Nast Traveler presentaron un número de respuestas sin precedentes, lo que hace que el honor de este año sea especialmente notable para la ciudad de Illinois.
“Siempre es importante cuando una publicación de viajes líder y sus lectores lo votan como el destino número uno en la nación”, aseguró David Whitaker, Presidente y CEO de Choose Chicago.

Chicago2

“Pero para ser seleccionado ahora por segundo año consecutivo, esto simplemente dice mucho sobre el tipo de ciudad y destino en que se ha convertido Chicago, el tipo de experiencias descubiertas aquí y la validación del esfuerzo general que muchos en nuestra comunidad están haciendo todos los días”, agregó.
Lanzados en 1988, los Readers ‘Choice Awards de Condé Nast Traveler son reconocidos como el reconocimiento de excelencia más prestigioso y de mayor trayectoria en la industria de viajes.
Choose Chicago es la organización oficial de marketing de la ciudad, cuya misión es incrementar el número de visitantes.

Halloween copa el Linq de Las Vegas

The Linq es un distrito de compras, de restaurantes en el corazón del Las Vegas Strip. Cuenta con varias opciones de entretenimiento al aire libre, como por ejemplo la High Roller Observation Wheel. Al momento de su inauguración en abril de 2014 era la vuelta al mundo más alta del mundo: con 160 metros de diámetro y 167 metros en su punto más alto.

High-Roller-Fountain-LINQ-District-Las-Vegas

Dejará de ser la atracción principal durante las noches del miércoles 31 de octubre al viernes 02 de noviembre, a partir de las 18.00 hs., cuando brujas, zombies y monstruos coparán la calle para festejar Halloween.

El Linq Promenade será uno de los epicentros de los festejos con decoraciones de Halloween, música en la calle, pintores faciales y mucha gente disfrazada. Promete ser una vez más un festejo muy divertido para disfrutar en familia.

Todo el arte del Gran Cañón

GCPMural

El Grand Canyon Plaza Hotel, ubicado a minutos del Gran Cañón en Arizona -uno de los destinos más visitados del mundo-, acaba de desplegar en su lobby el mural pictórico más grande de todo el estado, realizado por el artista local Phillip Timper.
El mural, que tiene 2,4 metros de alto por 8,2 metros de largo, refleja a través del arte la majestuosidad de éste sitio declarado Patrimonio de la Humanidad, gracias a la mano de Timper (timperart.com).
La obra fue encargada por los propietarios del Hotel, con el objetivo de impactar a los visitantes apenas ingresan en el amplio vestíbulo de la propiedad.
El mural consiste en una pintura al óleo derivada de una fotografía panorámica tomada por el artista, desde el mirador de Powell Point, en la mañana del 9 de marzo de 2018.
Phillip comenzó a preparar la pared el 20 de marzo pasado, y finalizó su obra tras 200 horas de trabajo, el 20 de mayo pasado. Considerado a sí mismo como un “ávido caminante del Gran Cañón”, Phillip apeló a sus experiencias personales en la región para reflexionar sobre la variedad de colores y sutileza topográfica que puede ofrecer el lugar.
Por otro lado, el Grand Canyon Plaza Hotel renovó recientemente sus apartamentos y estudios, ofreciendo una alternativa más amplia y cómoda a las clásicas habitaciones hoteleras.
De esta manera, permite alojarse en apartamentos de dos dormitorios, dos toilettes, cocina completamente equipada, además de siete estudios de un dormitorio, con cocina y toilette.
“Son una alternativa para aquellos pasajeros que buscan algo diferente a las habitaciones de hotel, y les permite la posibilidad de preparar lo que van a comer y
sentirse como en su casa”, señaló Ann Wren-Serna, Gerente General de la propiedad desde hace más de 20 años.
El Canyon Plaza Hotel había completado el año pasado la segunda fase de remodelación, con un nuevo y moderno Atrio, y el renovado Wintergarten Bar, donde se puede degustar una amplia variedad de cervezas artesanales. Situado a apenas 1,5 kilómetros de la entrada sur del Parque Nacional Gran Cañón, el hotel es ideal para realizar paseos matinales en bicicleta por el área, tours en jeep, paseos en helicóptero, o simples caminatas, a tiempo para retornar al almuerzo y gozar de la piscina del Resort.